Community Update

World Pulse Toolkits Available!

At World Pulse, we recognize the need for ongoing learning—for you and for your community! Our toolkits are all available here.

We are especially excited to share our signature Citizen Journalism and Digital Empowerment Curriculum. Start learning today!

El Amor Da Valor

Zarlet Clavijo desapareció ya hace más de dos meses. Tiene 17 años y su madre, Marcela Martinez, la busca desesperadamente. Ha movido cielo y tierra para encontrarla y nada. Se enfrenta a varias mafias, al parecer: La policía, que no ha tenido éxito. Los captores, que no dan señales de donde está. Los tratantes, que parece que se han llevado a su hija y no la quieren devolver, por supuesto porque la explotan bien, aunque no se sabe. Las mujeres de los tratantes, que no permiten que se la encuentre, haciendo su mejor esfuerzo encubridor.

Una tierna niña, sin ningún problema, sin culpa alguna, fue secuestrada en pleno centro de la ciudad de La Paz. Todas las redes nos movilizamos al instante. La madre lo pidió y nosotros, entre todos y todas, acudimos al llamado. Se formó un gran movimiento que ha sido ejemplar. Se comenzaron a descubrir muchas cosas. Se visibilizó el tema. La prensa, por fin, publicó al respecto y ya son innumerables las entrevistas, los artículos publicados, los encuentros entre madres de personas perdidas. Se han creado decenas de grupos de búsqueda. Todos estamos trabajando. Millones de ojos la buscan. No hay duda que la encontraremos, como encontraremos a las demás niñas y niños perdidos. EL AMOR, DA VALOR.

Un caso de secuestro es un delito. ¿Acaso un caso de estupro o violación es menos delito? ¿Porqué otra madre, que también quiere a su hija, permite que su hija de 16 años, al ser seducida por un hombre mayor, embarazarse y tener su bebé, sea ocultada y no denuncia al violador o estuprador? La madre de quien hablo es Nemesia Chacollo, ministra del gobierno de Evo Morales. Estando en el poder, gozando de privilegios que da ser ministra, no ha dicho nada sobre el caso. Ha habido una filtración de información (por parte de un político opositor) y se dice que el padre del niño es Evo Morales.

Surgen entonces varias preguntas. Por ejemplo, ¿porqué una madre callaría un delito así? Las hipótesis son varias, pero en una encuesta a mujeres de la ciudad coincidimos en que si fuera nuestra hija, NO callaríamos. Otra pregunta: ¿Porqué no querer una prueba de ADN? Si el presidente no es el padre, se encuentra al estuprador y se lo mete a la cárcel, así como al denunciante de la falsía. Pero si una madre no permite el ADN, da mucho que pensar. Así, no se comprende esto de callar y no querer ADN. ¿A quién beneficia el silencio de la madre?

En este caso, no se puede decir que el amor da valor, pues se permite un estupro, se calla y se beneficia al estuprador. Si somos mal pensados, ¿se podría decir que la madre vendió a su hija? ¿porqué hace un juicio al que denunció el hecho y no hace ningún juicio contra el estuprador? ¿Será posible que este amor de madre tenga precio… y no tenga valor? Peor aún, ¿será que este amor no da valor?

Lo que queda claro es que las Sras. Ministras, al salir a defender la dignidad de la ministra y su familia, nunca pidieron que se aclare el caso de estupro, sino más bien dijeron que es irreparable el daño que se le hizo a la familia al hacer público este asunto. Entonces, ¿qué podemos esperar de las ministras del gobierno masista? ¿Una total protección al estuprador?

No soy abogada. No sé si una madre cometerá delito al encubrir al estuprador de su hija. Pienso que sí. Seguramente ningún abogado saldrá al frente para decir clarito, si la madre comete o no un delito al “cuasi-vender” la dignidad de su hija callando el nombre del estuprador.

Si el que cometió el delito es el amor de la vida de su hija, si tienen la misma edad, no hay porqué ocultarlo. La opinión pública comprenderá el drama. Si fue un hombre mayor cualquiera, tampoco hay que ocultarlo. La justicia determinará el castigo. Si fue alguien que la madre quiere proteger, le decimos que los delitos no deben protegerse. Si hubo un acuerdo transaccional, es más honesto, menos doloroso, aclarar que hubo un acuerdo privado al respecto y dar el nombre del padre. Si el padre es el presidente, y la madre calla por protegerlo, está claro que no ama a su hija tanto como ama la figura del presidente, porque no le pide de frente que se haga cargo del bebé y de la madre adolescente. Y en este caso, EL AMOR NO DA VALOR, porque lastimosamente… tiene precio.

Si la ministra decide enfrentar la verdad y denunciar al estuprador, todas y todos, como estamos para Marcela, estaremos para Nemesia, sin importar el color político ni ningún otro detalle. Estamos esperando una señal clara de parte de ella, que nos muestre su rectitud, para crecer juntas, para hacernos bien entre madres y entre hijas de una sociedad que ya no quiere ver más sufrimiento de nuestras adolescentes, de nuestras pequeñas que tanto amamos.

El título fue inspiración de mi querida amiga Patricia Dajruch, que tienen una sensibilidad humana envidiable. Gracias por existir Patricia querida. http://jap21.wordpress.com/2012/08/16/el-amor-da-valor/

Magazine »

Read global coverage through women's eyes

Inside Congo's Growing Sisterhood

Inside Congo's Growing Sisterhood

Community »

Connect with women on the ground worldwide

Mkandeh's picture

Ebola: Sierra Leoneans feel like prisoners

Campaigns »

Be heard at influential forums

WWW: Women Weave the Web

WWW: Women Weave the Web

Programs »

Help us train women citizen journalists

World Pulse Voices of Our Future

World Pulse Voices of Our Future

Partners »

Join forces with our wide network of partners

Nobel Women's Initiative

Nobel Women's Initiative